miércoles, 3 de diciembre de 2008

RECUERDOS DE UNA TIA

Así se titula uno de mis poemas, recuerdo de una hermana de mi madre, la tía Maria Angeles, que murió el año pasado, una tía especial, que murió como vivió, en su mundo.
Como os decía ayer con vuestra VENIA, además de otros compartíres me gustaría daros a conocer las cosas que voy escribiendo.
Un saludo desde Bilbao, lluvioso, gris, frío otoñal.
Aparecias caminando por el pasillo de casa,
de lado a lado,como un barco en plena tormenta,
grande, fuerte, rocosa,
tu voz altísima,
tu inseparable cachaba compañera de tus paseos y nuestros juegos,
esa mirada perdida,
un diálogo con nadie,
y tu cariño en forma de regalos,
de complicidad,
recuerdos de veranos compartidos,
en un colchón de un salón.
Te fuiste como viniste,
ausente, sola, independiente.
Tres niños te esperábamos cada julio con ilusión,
y ahora te recordamos desde el corazón.

1 comentario:

Celia dijo...

Has sido noble, recordando a esa tía que caló tan hondo en tu corazón.
Ella, sabrá de tus escritos y te seguirá en esos logros literarios. Esos que todos los aventureros de la escritura esperamos siempre.
Un saludo, desde el frío y lluvioso Gijón.
celia